Ciudades

Recorriendo la isla de Cuba

6 Marzo, 2016

En este post haremos un pequeño recorrido para tu viaje por Cuba, si ya has elegido la mejor epoca para viajar a Cuba y estás planificando tu viaje, este recorrido por la isla de cuba te ayudará para que tu viaje sea perfecto.

Empezamos por el Ayuntamiento, desde el que Castro anunció el triunfo de la Revolución, y al lado, el Hotel Casa Granda, perfecto para tomar un aperitivo en su terraza de la planta baja o un mojito en su azotea. Hasta este Roof Garden te lleva el ascensor, posiblemente, más lento del mundo, pero merece la pena y no sólo por el ron. Corre el aire que da gusto y las vistas son magníficas. A dos cuadras de aquí, en la confluencia de las calles Mariano Corona y Bartolomé Masó, tienes otro mirador: el balcón de Velázquez(entrada gratuita; fotos, 1 peso), que se asoma al Tivolí, el más santiaguero de todos los barrios. La vista es menos espectacular pero el sitio es ya un símbolo, como la cercana escalinata de la calle Padre Pico. Si no te animas a contar los escalones, nosotros lo hemos hecho por ti: son 52, agrupados en 13 bloques de cuatro peldaños cada uno, con 12 descansos.

Durante tu estancia en la ciudad (mínimo, dos días) callejea y déjate llevar por el ambiente. Un consejo: visita los monumentos cuanto antes para que no te roben mucho tiempo. Estás de suerte: hay pocos. Destaca el  museo de Emilio Bacardí (en la esquina de las calles Aguilera y Pío Rosado; entrada, 2 pesos), quien fuera alcalde de la ciudad y fundador de la famosa destilería de ron que acabaría asentándose fuera de la isla. El museo expone objetos de los tres héroes de la Independencia: Carlos Manuel de Céspedes, Antonio Maceo (hay una gigantesca escultura en su honor en la plaza de la Revolución) y José Martí, cuyo mausoleo se alza en el cementerio de Santa Ifigenia (fotos, 1 peso), con una guardia de honor que se releva cada 30 minutos. Aquí están enterrados también el propio Bacardí (en una pirámide, estilo faraónico), los mártires de la Revolución y, en espera de monumento, Compay Segundo.

Museo Emilio Bacardí

¡No pares de bailar!

¿Hemos dicho Compay? ¿Alguien quiere seguir su estela? ¿Entonar alguna de sus canciones? No hay lugar mejor en toda la ciudad que la calle Heredia, la avenida más animada de Santiago, donde abre sus puertas La Casa de la Trova. En sus dos plantas hay actuaciones, aunque es en la de arriba, el llamado salón de los Grandes, donde, cada noche a las diez, aparece Cuba en todo su esplendor. Asistir a uno de estos espectáculos te costará 3 pesos y tomarte un mojito en una mesa, otros tres. Tendrás música de la buena y la posibilidad de bailar sin parar… Este no es un lugar de turistas: aquí vienen los santiagueros de pro a mostrar su buen hacer en la pista. Si te encuentras con Julio en la puerta, invítalo a entrar. Te dará una auténtica lección de baile, como todo el personal que prolonga aquí la noche hasta que el cuerpo aguante. Si te ofrecen una visita organizada, haz oídos sordos. Puedes ir por tu cuenta y te ahorrarás 20 pesos.

cuba-1

Muy cerca está La Casa del Estudiante, en la que podrás disfrutar de bailes y conciertos. La plaza de Dolores está siempre animada, con música al aire libre. En la plaza de Marte, algo más alejada, otra propuesta musical: La Casa de los Dos Abuelos, donde siempre hay actuaciones (2 pesos). El ambiente es un poco guiri, como el de Tropicana, a las afueras de Santiago (obligatorio ir en pareja).

La calle Heredia te tiene reservada otra sorpresa. Sobre las cuatro de la tarde, el museo del Carnaval (1 peso) acoge en su patio un espectáculo de danza similar al que se ofrece a los orishas, los dioses de los santeros.

Changó es el más popular: gobierna los relámpagos, los truenos, el fuego, los tambores y el baile. Una sorprendente puesta en escena. Anímate, baila y deja una buena propina en su particular altar. Después, toma una cerveza cubana en el café Artex: Cristal o Bucanero, suave o fuerte. En el patio del bar hay actuaciones a las 16 h y a 22 h.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply